Posts Tagged ‘sexo’

Y ahora en Nueva Zelanda

julio 25, 2008

Como mencioné hace tiempo, la incultura es horrible, y los que más la sufren son los más desfavorecidos. Y por desfavorecidos no me refiero a los pobres, sino a los niños, que no pueden defenderse de las tropelías de sus padres. Echadle un ojo a esta noticia: siguiendo con los nombrecitos que ya vimos en Ecuador, aquí tenéis una muestra de nombrecitos raros (y ofensivos) neozelandeses: Violencia, Refugio del Autobús de la Línea 16, Talula Baila el Hula, Pescado con Patatas, Fruto del Sexo…

Al próximo que me diga que tengo un nombre raro lo voy a mandar a estas páginas, ea.

Hipocresía y religión

julio 19, 2008

Hoy me he encontrado esta noticia, a propósito de la visita del Papa a Sidney, y aunque al principio pueda parece algo incongruente, la verdad es que es de sentido común: a más visitantes, más dinero para las distintas industrias. Seguro que los vendedores de hamburguesas, souvenirs y ropa hacen también su agosto.

¿Por qué sorprende entonces? Pues precisamente por la pretensión católica de ser “especiales” por su mayor pureza y castidad cuando, en realidad, son como todos nosotros. Quieren que los creamos mejores cuando son como todos nosotros. Quieren un trato de favor cuando son como todos nosotros. Se creen con derecho a dar consejos cuando son como todos nosotros.

Por eso caéis mal. Ya lo sabéis.

En Canal 7 echan porno

marzo 25, 2008

Que sí, Carmen, que sí…

Si no te lo crees aquí tienes la prueba.

Por cierto, anda que la gente tarda en apuntarse a un cachondeo. No os perdáis esta web.

Una solución

marzo 4, 2008

Un ranchero va al mecánico para que le arregle la camioneta. Como no iban a poder arreglarla en seguida, decide volver caminando a su rancho, que no quedaba lejos.

Al salir del pueblo se detiene en la ferretería a comprar un balde y un tarro de pintura. Luego pasa por la carnicería y compra 2 pollos y un pedazo de cordero. Pero al salir de la carnicería se da cuenta de que tenía un problema: cómo llevar a su casa todo lo que había comprado.

Mientras se rasca la cabeza se le acerca una ancianita que le pregunta:

– ¿Me podría decir cómo hago para llegar al rancho de los Rodriguez?

El hombre le contesta:
– Bueno, mi rancho está muy cerca de la de ellos. Con gusto la acompañaría hasta allá pero no puedo llevar todas estas cosas que compré.

La viejita le dice:
– ¿Por qué no pone la lata de pintura en el balde, agarra el balde con una mano, se pone un pollo debajo de cada brazo y lleva el cordero con la otra mano?

– ¿Sabe que tiene razón? -contesta el hombre.

Empiezan a caminar y a los cinco minutos el hombre le dice:
– Tomaremos un atajo que pasa por ese monte. Así nos ahorramos un montón de camino.

La viejita lo mira cautelosamente y le dice:
– Yo soy una viuda solitaria sin marido que me defienda. ¿Cómo sé yo que Ud, cuando entremos al monte no me va a poner contra un árbol y me va a violar?

El hombre dice:
– ¡Por Dios santo señora!! Estoy cargando un balde, una lata de 5 litros de pintura, dos pollos y un cuarto de cordero. ¿Me quiere decir cómo hago yo para ponerla contra un árbol y violarla?

A lo que la viejita responde:
– Ponga el cordero en el suelo, tápelo con el balde, ponga la pintura encima del balde y yo le sostengo los dos pollos…

El pene y la tortilla

marzo 4, 2008

Si es que es verdad lo que dicen, que los policías y los médicos deben estar acostumbrados a todo. Y si no, de muestra, este parte policial.

Para que ustedes se formen una imagen mental: un chico hace una tortilla mientras le hacen una felación, al correrse se le cae el aceite en la cabeza de ella y ella al quemarse le muerde el pene al chico que, para que lo suelte, le empieza a dar sartenazos en la cabeza hasta que ella se desmaya.

Si los polis hacen porras de casos raros, éstos dos se han llevado el bote fijo.