Posts Tagged ‘bebé’

¿Qué se hace en un parto?

abril 20, 2009

Durante mi embarazo busqué toda la información que pude sobre los cambios que se estaban produciendo en mi cuerpo y en el de mi bebé, pero un dato que me costó encontrar y que, una vez encontrado, fue a todas luces insuficiente, fue el del momento del parto. Existen muchas páginas con información sobre las fases del parto, el peso que se pierde, la episiotomía, etc, pero no hay ninguna que informe paso a paso sobre qué le espera a una parturienta en el hospital. De modo que aquí está, para bien o para mal.

A la hora de partir hacia el hospital es mejor mantener la calma. Las contracciones duran bastante, así que hay tiempo de sobra (o suele haberlo, salvo excepciones) para revisar la bolsa del bebé, darse una ducha y tomarse un zumo  antes de montarse en el coche. Lo ideal es llegar al hospital cuando las contracciones se sucedan cada 5 minutos o poco más, aunque si son cada 20 minutos no pasa nada. El caso es estar allí en el momento del parto.

Una vez allí dejaremos el coche en el aparcamiento destinado a las visitas, y entraremos en el hospital por Maternidad. Allí la parturienta deberá dar sus datos para el ingreso (nota: no olvidar la tarjeta sanitaria) y pasará a una consulta donde tendrá que desnudarse, subirse a un potro y someterse a un examen que confirmará que, efectivamente, está de parto y debe ser ingresada. En esa misma consulta se le tomará la tensión y, si lo desea, se le sacará sangre para la prueba de anestesia epidural. Así que ya sabéis, chicas: si queréis parir con epidural deberéis comunicarlo en este momento.

Un consejo: si no estáis seguras de si váis a querer la epidural hacéos la prueba de todas maneras, o cuando la pidáis a gritos será demasiado tarde.

Tras la consulta la parturienta pasará a otra sala ya vestida con el camisón del hospital, a esperar la silla de ruedas que la llevará a su habitación. En dicha habitación, acostada en una cama, deberá esperar a que termine el proceso de dilatación. 

Durante la dilatación es mejor dormir, si es que se puede. La parturienta estará conectada a un equipo de monitorización (los famosos “monitores”) y se le avisará cuando le toque ser examinada físicamente por un médico. Además recibirá las visitas de enfermeras para rasurarle la zona genital y perianal (por higiene, comodidad de las comadronas, y por si hiciera falta intervenir quirúrgicamente) y para administrarle un enema (para limpiar el intestino y que no se expulsen heces durante el parto). Durante estas visitas el acompañante de la parturienta deberá salir de la habitación.

Una vez que la dilatación haya concluido, es decir, cuando se hayan dilatado al menos 5 centímetros, a la parturienta se la conducirá al paritorio en una camilla. Una vez allí se la trasladará a un potro para el parto expulsivo. Al igual que en la dilatación, se permitirá un acompañante, que elegirá la propia parturienta (es SU fiesta, al fin y al cabo).

Y llega el momento del parto, chicas. A partir de aquí podéis encontrar información en multitud de sitios, así que yo me despido. Y recordad que todo este proceso es el que yo viví en el Hospital Materno de Málaga (Carlos Haya), así que el procedimiento puede sufrir ligeras modificaciones si vais a otro hospital.

Anuncios

Bebé ingrávido

septiembre 10, 2008

¿Por qué no hacen estas cosas aquí en vez de las mierdaesculturas que tenemos que soportar?

Una duda absurda

mayo 28, 2008

A ver si alguien puede responderme a ésto que se me ocurrió anoche: ¿por qué para ducharnos usamos manoplas o esponjas? ¿Nos da asco tocarnos? Yo utilizo sólo las manos desde hace más de cinco años, y sin embargo para bañar a mi bebé uso una esponja, y hasta anoche no se me ocurrió pensar en el porqué.

Y con esto se inaugura una nueva categoría: Dudas Absurdas.

Las putas cuestas

mayo 6, 2008

No sé cómo será el lugar donde vivís, pero en mi ciudad el noventa por ciento de las calles tienen cuesta. Unas más suaves, otras imposibles (al menos empujando un carrito de bebé). Por eso este cacharrito, lejos de ser una chorrada, me ha parecido de lo más práctico.

Señoras y señores, les presento ¡el remolcador de cuestas!

Yo quiero uno en mi ciudad ya. O varios…

Lo que faltaba…

marzo 18, 2008

Ahora en Sevilla no se va a poder subir al autobús con el carrito del niño.

La noticia aquí.

Y digo yo: si los bebés deben ir obligatoriamente (por seguridad y por ley) en un asiento especial y la mayoría de los taxis no lo tienen, ¿qué hacen las madres ahora? Porque pueden ir a dar un paseo andando, pero si se pone a llover o les sale una urgencia (o se cansan, qué coño) tendrán que joderse y volver a patita, ¿no?

Vaya mierda de normativa.