Posts Tagged ‘Ateísmo’

Son mis creencias

mayo 25, 2009

“El que no desee que se rían de sus creencias no debería tener unas creencias tan divertidas”

Diez señales de que eres cristiano

mayo 20, 2009

10- Niegas enfáticamente la existencia de los miles de dioses de otras religiones, pero te sientes ofendido cuando alguien niega la existencia de tu dios.

9- Te sientes insultado y “deshumanizado” cuando los científicos dicen que evolucionamos desde formas de vida inferiores, pero no tienes ningún problema con la afirmación de la Biblia de que nos crearon del barro.

8- Te ríes de los politeístas, pero crees en un dios trino.

7- Te indignas con las atrocidades atribuidas a Alá, pero ni te inmutas con la matanza de los bebés de Egipto que hizo Yavé en el Éxodo ni con el exterminio de grupos étnicos completos en Josué, incluidos mujeres, niños y árboles.

6- Te ríes de las creencias hindúes que deifican a humanos, y de los dioses griegos que dormían con mujeres, pero crees sin problema que el Espíritu Santo impregnó a María, que tuvo a un hombre-dios que fue asesinado, volvió a la vida y luego subió al cielo.

5- Estás dispuesto a pasar tu vida buscando fallos en la edad de la Tierra que está científicamente establecida (4.55 billones de años), pero no ves nada raro en creer fechas establecidas por tribus prehistóricas que se sentaban en sus tiendas y suponían que la Tierra había sido creada un par de generaciones antes.

4- Crees que la población al completo del planeta con la excepción de quienes comparten tus creencias -menos los de las sectas rivales- pasarán la Eternidad en un infinito Infierno de Sufrimiento. Y aún así consideras que tu religión es la más “caritativa” y “tolerante”.

3- Mientras que la ciencia moderna, historia, geología, biología y física no han conseguido convencerte de lo contrario, cualquier idiota retorciéndose en el suelo y farfullando galimatías es toda la evidencia que necesitas como prueba del Cristianismo.

2- Defines un 0.01% como una “alta tasa de éxito” en lo que concierne a las oraciones contestadas. Consideras que es evidencia de que rezar funciona. Y crees que el 99.99% restante de FALLOS era simplemente la voluntad de Dios.

1- La verdad es que sabes de la Biblia, del Cristianismo y de la historia de la iglesia mucho menos que muchos agnósticos y ateos -pero aún así te consideras cristiano.

Las 72 vírgenes

junio 27, 2008

“El que no quiera que se rían de sus creencias no debería tener creencias tan graciosas” No sé quién el autor de esta frase pero se merece mi admiración. He encontrado un artículo en Incinoticias que me ha dejado con la mandíbula descolgada y sin aire en los pulmones, y he querido compartirlo con todos ustedes (sí, con los tres).

Impagable el comentario del ángel Immanuel al final del artículo.

George ha muerto

junio 23, 2008

Otro de los grandes ha fallecido. Señoras y señores, ahora el mundo ya no es lo mismo.

No te olvidaremos, George.

George Carlin

mayo 3, 2008

Acabo de descubrir a George Carlin, fíjense, a mi edad y descubriendo cosas, y me he visto ya buena parte de los vídeos que hay disponibles en YouTube. Lo que hace el acostarse tarde. Lo malo es que a esas horas no te puedes reír muy fuerte, porque todo quisque está dormido.

Están en inglés, pero no se preocupen, que el de la religión y el del aborto (los dos más famosos) están subtitulados.

Altamente recomendables.

Dios no existe

marzo 15, 2008

Reproduzco aquí un texto del Foro Ateo que, por lo claro y lo bien explicado, merece ser copiado en cada sitio web:

Jamás se ha demostrado, ni se ha observado, ni se ha contrastado, ni se ha reducido a las Matemáticas la existencia de Dios.

El método científico, el más válido para nuestro conocimiento, se basa en el razonamiento para sacar hipótesis, y en la observación y la medición para comprobarlas. Un experimento científico debe de poderse repetirse en cualquier lugar y con cualquier persona.

Primeramente, jamás se ha observado a Dios. No se puede hacer ciencia de algo que jamás se ha observado… totalmente absurdo. Como el primer paso del método científico es la observación, y éste falla, no podemos seguir ni con mediciones (¡absurdo intentar medir a Dios si ni siquiera le hemos observado ni sabemos qué es realmente!), ni con hipótesis, ni con comprobaciones o reducción a leyes matemáticas.

Algo que no se ha observado jamás, por principio no existe. Si, pongamos un ejemplo, estoy solo en una habitación vacía y me dicen que hay otra persona junto a mí, por principio esa persona no existe hasta que no demuestre lo contrario. Es igual que en un estado Democrático: alguien es inocente hasta que no se demuestre lo contrario.

Es más, ni siquiera la Ciencia nos aporta una mínima pista que nos permita sospechar que Dios sí existe. ¿De qué está hecho Dios? ¿Dónde se encuentra? Las respuestas religiosas comunes a estas preguntas son totalmente absurdas desde un punto de vista puramente científico. ¿Qué es eso de “espíritu”? El Universo sólo está hecho de materia y energía. Si Dios no es materia ni energía, ¿qué coño es? “Dios se encuentra en todas partes” científicamente es absurdo, ya que sabemos que la materia es espacio casi totalmente vacío.

Varios han sido los intentos de encontrar científicamente a Dios o a algo relacionado con él, y todos han fracasado. Una vez se pesó un cuerpo recién muerto, y otro vivo, para determinar la masa del espíritu o alma. Las diferencias no fueron apreciables.

Las preguntas que antes se contestaban religiosamente (quién ha creado el Mundo, por qué vivimos, qué son los astros, etc.) ahora tienen respuesta puramente científica que por supuesto ha anulado a la mística (o supersticiosa, o religiosa… como la queramos llamar). Sabemos incluso el origen del Universo y su fin (la teoría del Big-Bang, demostrada ya recientemente). Las únicas gran incógnitas en las cuales la religión aún se refugia son:

Qué había antes del Big-Bang y qué lo provocó.
Qué hay fuera de nuestro universo.
En ambos casos, la respuesta religiosa es, obviamente, Dios.

Pero nos damos cuenta, únicamente con conocer un poco de Física, que ambas preguntas (y por lo tanto sus respuestas) no son válidas ni caben hacérselas bajo ningún concepto. La primera implica un concepto temporal (qué había antes del origen), y la segunda uno espacial (qué hay fuera del Universo). Nuestro universo tiene tres dimensiones espaciales y al menos una temporal, por ello los conceptos relacionados con el espacio y con el tiempo sólo tienen cabida en nuestro propio Universo. Si existen otros, sus dimensiones son totalmente inimaginables. Así pues, el tiempo y el espacio nacieron junto con el Universo, por eso no cabe preguntarse que había antes del origen (porque el tiempo no existía) o qué hay fuera del Universo (porque el espacio sólo existe aquí dentro).

Así pues, vemos que efectivamente la Ciencia por fin, después de tantos milenios de existencia humana, ha anulado completamente a la Religión. Las personas que creen aún en Dios son aquellas que necesitan la seguridad moral que un ser superior proporciona, o aquellas que no poseen los suficientes conocimientos científicos (que no por ello dejan de ser básicos y al alcance de todos).

Además, la ciencia no nos deja ni siquiera un ápice de incertidumbre en el que refugiarnos. Todo se puede reducir a leyes matemáticas, todo se puede controlar. No hay nada extraño. Incluso detrás de fenómenos aparentemente caóticos se esconde siempre el orden. Sabemos que el Universo es finito en espacio y en tiempo. Conocemos todos los misterios de la vida, y no encontramos nada “raro” en nuestro interior… todo es química: el amor, los sentimientos, la razón, el movimiento, los pensamientos… todo se puede reducir a combinaciones y reacciones entre átomos. ¿Dónde está lo extraño? Sabemos de dónde venimos, y a dónde vamos. Conocemos la historia natural de nuestro planeta, y de sus especies (incluida la nuestra). Cada vez nos adentramos más en la física de lo muy pequeño (física cuántica) y seguimos sin encontrar nada que la ciencia no pueda analizar. ¿Dónde se encuentra, pues, nuestro Dios? Ha muerto bajo el puñal de la Ciencia.

Ainns, esos cerebros…

febrero 8, 2008

A causa de un comentario dejado en mi blog (no os hará falta buscar mucho, es el único que tengo :p) me he pasado por Ocurrencias Habituales a devolver la visita, y allí me he encontrado con este post.

Otra ocurrencia habitual suele ser que los ateos no entendamos las ansias ni la disposición a la fe de los creyentes y que ellos, a su vez, no entiendan (o malinterpreten) nuestra negativa a creer en dios. Que no creemos en nada, dicen. Que vivimos en las tinieblas sin dios. Que en la hora de nuestra muerte no tendremos nada que nos consuele ni seremos capaces de consolar a nadie con nuestro ateísmo.

Manuel Abeledo se pregunta por qué los creyentes son bobos. Yo tengo otra teoría.

El cerebro, la máquina maravillosa, dispone de unos excelentes mecanismos de defensa que se encargan de proteger la psique del ser humano en caso de peligro. Dichos peligros no son físicos, evidentemente, pero en caso de agravarse podrían perjudicar la supervivencia del individuo, de ahí su selección evolutiva. Un ejemplo lo tenemos en los desmayos que se producen en situaciones de estrés como al presenciar una muerte o al recibir la noticia de una tragedia, pero hay muchos mecanismos diferentes. Éstos son: represión, sublimación, regresión, proyección, negación, racionalización, inhibición y otros muchos.

Pues bien, mi teoría consiste en que la idea de nuestra próxima muerte es tan terrible y trágica que el cerebro busca desesperadamente un mecanismo de defensa, y, ¿cuál encuentra? Pues todos están a su disposición. Así, entre los más importantes, encontramos que la religión satisface los mecanismos de represión (“lo importante es que dios me ama y me lo perdonará todo”), sublimación (“no es que muera, es que voy a otro sitio más bonito y maravilloso”), regresión (“mi padre en los cielos se ocupa de todo y si soy bueno cuidará de mí”), proyección (“es mi cuerpo físico el que morirá, yo voy a seguir viviendo”) y de negación (“no es una verdadera muerte”). Se admiten discusiones en este sentido.

A alguien así le resulta poco menos que imposible entender la noción de enfrentarse a la muerte y, por lo tanto, entender el ateísmo.

Me declaro atea…

febrero 7, 2008

… y miembro de la FIDA (Federación Internacional de Ateos). Ea, ya he salido del armario. A ver… mmm… ninguna amenaza… ningún insulto… no me han dado ninguna paliza… bien, todo perfecto.

Pues esto que parece tan sencillo en España (decid ahora que en España se vive mal, anda) en otro países se considera una locura. En Estados Unidos, sin ir más lejos, sería motivo de exclusión social como poco. Ha habido familias que han tenido que recurrir a los tribunales porque sus vecinos querían echarlos del pueblo. A una chica la echaron de su equipo deportivo. Se les considera demonios, pervertidos, personas peligrosas, con tendencias suicidas. Se les evita y se les desprecia.

Personas como Richard Dawkins o PZ Myers llevan años luchando contra esto. Para ellos, una ayudita:

Poned la “A” en vuestro blog. Cuantos más seamos mejor.