Ni tecnología ni hostias

Hace poco el Elfshield nos describía su casa ideal, y aunque la idea me pareció buena, me sorprendió el hecho de que sus sueños se centraran casi exclusivamente en la burrada de metros de cable que habría que esconder tras las paredes. Y es que una casa no es sólo eso, ñoras y ñores. ¿De qué me sirve a mí tener una pantalla de plasma con un equipo de sonido que te cagas en un camastro de mierda?

Por eso vengo a aportar lo que le falta a la idea del Elfshield: la decoración. He encontrado una casa que lo flipas. Actualmente tiene otro dueño, pero ¿qué no puede arreglarse con la ayuda de una taza de café, varios maletines con dinero y una barra de hierro? Imaginadlo. Qué bonito.

¿Qué me dices, Elfshield? Tú pones el dinero, yo pongo el café, y Cathybree espera escondida con el palo, ¿te hace?

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Ni tecnología ni hostias”

  1. Álvarez del Vayo Says:

    No está mal, no, algo pequeña para mi gusto pero bueno…. XDDD

  2. elfshield Says:

    Coincido plenamente con Nando, el dormitorio es sumamente pequeño…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: